Como mejorar la relación de pareja en el matrimonio

Como mejorar la relación de pareja en el matrimonio

General 0 Comentarios

El matrimonio es uno de los pasos más definitivos que realizamos. Pues, al menos en teoría, debe ser par siempre, siendo la unión no sólo sentimental, sino también espiritual de dos seres. Quienes después de vivir una serie de experiencias y pasar por un tiempo de conocerse y aceptarse, deciden convivir. Sin embargo, no siempre resulta del todo bien, desde el comienzo. Por ello, te decimos cómo mejorar la relación de pareja en el matrimonio. Para que siempre fortalezcas tu relación y puedan cumplir su promesa de amarse hasta la muerte. 

Muchos huyen del matrimonio, tanto hombres como mujeres. Mientras que otros sueñan con eso. Pero como no todas las relaciones son iguales. De cada 100 parejas que han contraído matrimonio, un buen número de ellas no viven una muy buena historia. Porque sus relaciones en vez de ser agradables, llevaderas, llenas de buenos momentos. Se transforman en un sube y baja de emociones negativas. 

Peleas e insultos diarios, hacen que muchas de dichas relaciones no tengan salvación. Sin embargo, otras a pesar de estas situaciones, tanto el hombre como la mujer tratan de solucionarlo. Porque desean recuperar y salvar el matrimonio.

Esto es algo posible, pues en numerosas ocasiones ha ocurrido que por situaciones externas la relación de pareja se ve afectada. Pero solamente hay que buscar en conjunto la manera de solucionarlo, siendo a veces fácil de lograr. En otros casos, aunque no lo es tanto, igual con algo de ayuda externa, se puede encontrar el problema y hallarle solución.

 Esto es lo que trataremos de brindar en este texto. Una guía de cómo podrían las parejas solucionar y mejorar su relación en el matrimonio.

Causas y soluciones de los problemas en el matrimonio.

Son muchos los problemas que afectan la relación de pareja. Te hablaremos de los más comunes y además te damos las posibles maneras de afrontarlos. 

Problemas sexuales

 Puede ocurrir que, con el tiempo la química o la compatibilidad sexual se pierdan.  Bien sea por problemas de estrés, preocupación, problemas físicos entre otras causas. Haciendo que el acto sexual no sea muy placentero o incluso puede llegar a existir ausencia del mismo. Y aunque el sexo no lo es todo dentro de una relación de pareja, es sin duda una parte importante.

¿Cómo atacar entonces esta situación y buscar una solución que ayude a mejorar la relación de pareja? Una solución puede ser asistir juntos a un psicólogo o terapeuta sexual que les ayude a encontrar el problema. Y les brinde las mejores herramientas para atacarlo juntos. 

La otra opción y es la que en primer lugar se debe intentar, es conversarlo como pareja. Después de todo, para eso son las parejas, para conversar los problemas y solucionarlos juntos. 

Hay quienes conversando y probando cosas diferentes logran superar estos inconvenientes. Otros al menos llegan juntos a la conclusión de buscar la alternativa de la terapia.

Problemas de personalidad

En ocasiones durante el periodo de noviazgo y convivencia previa al matrimonio todo parece ser muy llevadero y “perfecto” Es por eso precisamente que deciden unir sus vidas en matrimonio. Pero una vez comienza la convivencia en el matrimonio todo cambia. Algo no funciona o no encaja en los gustos o las expectativas de la otra persona.  Comienzan los problemas, los pleitos aumentan y la sensación de inconformidad se acrecienta.  Al punto de querer acabar con todo y terminar el matrimonio.

Discursion de pareja

Para estas situaciones lo que se recomienda si de verdad se desea buscar una solución es asistir a un psicólogo. Con el fin de realizar terapia de pareja. Con la cual puedan conseguir superar los conflictos. Encontrando esas fallas que lastiman y dañan la relación en el matrimonio.

 Cuando las parejas se someten a este tipo de tratamiento, pueden llegar a salvar sus relaciones. Pero no siempre es así, también puede ocurrir que simplemente se dan cuenta que no estaban destinados a estar juntos. Siendo mejor, buscar su felicidad cada uno por su lado.

Vale resaltar que, la terapia de pareja es uno de los métodos más seleccionados para mejorar una relación. ¡Claro que, algunos lo logran sin recurrir a esta! Sobretodo cuando la pareja está decidida a mejorar y cambiar por su propio bienestar y el de la relación. Para ello, es indispensable la conversación. Hablar con tu pareja siempre debe ser la prioridad, calmarse uno al otro, apoyarse. También es válido señalar esos aspectos negativos que están destruyendo la relación. Pero ¡sin la necesidad de llegar a la violencia! Sin gritos, insultos ni golpes.

Esta debe ser siempre la prioridad en una relación, conversar y buscar soluciones juntos. Si esto no funciona, recurrir a los profesionales debes ser entonces la segunda opción a tomar. Pero no deben darse por vencido fácilmente.

Problemas de infidelidad

Esto puede llegar a ser una consecuencia de todo o que ya se ha mencionado anteriormente. O simplemente es una condición que la persona tiene y lo que hace es causar daño a la pareja. Y por supuesto, puede acabar con la relación no solo en el matrimonio, sino incluso antes de casarse. Cuando existe un caso de infidelidad, es algo muy personal el que se  perdone o no dicho acto.

No existe un reglamento o pautas específicas que determinen si la persona que fue infiel, lo volverá a hacer o no. Por lo que, queda a juicio de la otra persona decidir si continuar con la relación o simplemente dejarlo. Olvidando la dolorosa ofensa y comenzar una nueva vida.

Divorcio

Mejorar la relación dentro del matrimonio es trabajo en equipo. Toda la culpa no puede dejarse a una sola persona, ¡aun cuando la tenga! Recuerda hablar de lo que no te hace sentir bien. Un matrimonio sin comunicación, es seguro que pueda fallar. 

También es importante tener presente que, se puede evitar llegar al punto de necesitar mejorar algo en la relación para evitar el rompimiento. Si se mantiene la chispa avivada, el romance y los detalles permanecen aún con el pasar del tiempo. Entonces estaremos mejorando continuamente sin que debamos estar al borde de la ruptura para hacerlo.

Dejar comentario

*
**No se publica
*Url con http://
*